HORARIO: DE LUNES A VIERNES DE 9:00 A 19:30 NO CERRAMOS AL MEDIODIA.

Cuando en el año 1975, finalicé mis estudios de estética, sentí que era una profesión preciosa, que te ofrecía un amplio abanico de posibilidades , pues entendí que la estética no es una profesión que despierta la vanidad de las personas, es algo mucho más importante, va mucho más allá en el beneficio que aporta a quienes acuden a la cabina o instituto , buscando a veces un remanso de paz donde serenar su alma y mejorar su estado físico y sentirse más bonita.

En definitiva la belleza empieza por la salud (armonía física y psíquica). Mi opinión sobre la estética y mi inquietud, me llevó a seguir tratando de aprender hasta hoy, que sigo pensando que todos aprendemos diariamente de todos.

Mi deseo de obtener conocimientos me ha llevado a dedicar gran parte de mi tiempo a la enseñanza , a la misma vez que no dejo de seguir aprendiendo.Creo que he tenido una gran suerte con las profesoras y profesores que he tenido, pues han influido en mi cariño por la profesión, entre ellos podría distinguir a Cristina Sorli, Mª Paz Gómez, Dr. Sagrera (con el cual existe una estrecha relación de colaboración desde hace años) citarlos a todos sería imposible, pero los recuerdo con afecto.

espués de finalizar los estudios con Cristina Sorli, empecé a trabajar por mi cuenta, esto lo alternaba con el monitorado que realizaba en su escuela. Al poco tiempo de finalizar el monitorado, empecé a dar clases en la Escuela, donde estuve de profesora de primer , segundo curso y como jefa de estudios.

Mi periodo laboral en Cristina Sorli, duró más o menos diez años después los cuales decidí establecerme por mi cuenta abriendo la Escuela Mila Ferrer en 1987 de la cual soy directora. Otro periodo muy importante de mi vida ha sido a partir de 1989 cuando pasé a formar parte de la marca de cosmética Natura Bissé , como directora técnica gracias a la cual aprendí mucho y viaje por gran parte del mundo impartiendo clases.

En 1996 me produjo una gran satisfacción la propuesta del Dr. Sagrera para que la Escuela Milá ferrer impartiese los cursos de reflejoterapia podal en su prestigiosa escuela de quiromasaje. Merece una mención especial mi equipo, sin el cual yo no hubiese podido viajar, solo la calidad humana y profesionalidad de las personas que me rodean, me ofrece la seguridad de que todo está bien atendido en mi ausencia.